Activaron plan de contingencia por temporada de lluvias

    La Dirección de Prevención de Riesgos y Emergencias (Dipre) del Municipio de El Alto activó su plan de contingencia ante la temporada de lluvias.

De acuerdo con información oficial, el plan consiste en monitorear las 24 horas los sitios calificados como vulnerables, además de bridar una atención rápida y oportuna ante los diferentes desastres que pudieran presentarse.

Los monitoreos constantes permiten identificar el sistema climatológico, para activar el sistema de alerta temprana. La limpieza y mantenimiento de bocas de tormenta, cámaras pluviales y cunetas en lugares estratégicos de distintas zonas en los 14 distritos de esta urbe; evitará algunos hechos fortuitos que puedan ocasionar los aguaceros, informó el supervisor de Obras de la Dipre, Edgar Condori.

“La Dipre, ante las constantes precipitaciones pluviales suscitadas en los últimos días, ha activado su plan de emergencia, es decir, se han intensificado los monitoreos con personal en doble turno. Asimismo, la atención es inmediata y eficaz a los sectores que presentan alguna anormalidad”, añadió la autoridad municipal.

CASOS

Manifestó que los casos más recurrentes que se presentaron durante la primera semana de enero, fueron los retornos de los sistemas de alcantarillado pluvial, es decir, han colapsado por la acumulación de residuos sólidos, lo cual ha causado el desborde de las aguas en algunos sectores de la ciudad.

“Estos hechos han sido atendidos oportunamente por personal especializado. En primera instancia se han intervenido en los distritos 1, 2, 3, y 5, con limpieza de bocas de tormenta, sumideros, cámaras pluviales, cunetas y las calzadas de donde se ha retiro material de arrastre, residuos sólidos y lodo”, sostuvo el funcionario edil.

Finalmente, dijo que el centro de monitoreo les permite identificar los sitios que requieren atención dentro del municipio de El Alto; asimismo, dijo que los trabajos preventivos ejecutados en temporada seca, ha permitido disminuir las adversidades, que normalmente ocurren en esta época lluviosa.

REPOSICIÓN

Por otra parte, cabe recordar que, con la finalidad de prevenir taponamientos y rebalses, la Dirección de Prevención de Riesgos y Emergencias inició la semana pasada la limpieza y el cambio de bocas de tormenta deterioradas de calles y avenidas en la urbe alteña.

Uno de estos trabajos fue realizado en la malograda boca de tormenta que atraviesa la calle 7 de Villa Esperanza, en el Distrito 5, la cual fue cambiada por una nueva que garantizará el fluido paso de vehículos que se dirigen a la Terminal Interprovincial y a otras urbanizaciones del lugar.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top