Agua de Misicuni llega por un nuevo ducto

    Cochabamba.- Después de 50 años, la ciudad de Cochabamba comenzó a recibir agua de la represa de Misicuni a través de un ducto de mayor capacidad que en el mediano plazo permitirá incrementar la dotación a los usuarios de Semapa y aliviar el racionamiento.

El primer caudal de prueba de 70 litros por segundo (l/s) de un agua turbia por el estado de las tuberías marcó además la reposición del servicio, debido a que la ciudad ya recibía agua de Misicuni desde 2005 a través de un plan de emergencia que enviaba 250 litros por segundo del río.

En marzo se aumentó el caudal a 300 l/s directamente desde la represa. Con el nuevo ducto de 14 kilómetros se podrán trasladar hasta 700 l/s de forma continua.

El alcalde José María Leyes calificó el hecho de histórico. Recordó que Cochabamba comenzó a soñar con el megaproyecto hace más de cinco décadas.

Dijo que en este tiempo se alcanzaron varios hitos como la construcción del túnel en 1995, la represa en 2008 y la planta hidroeléctrica de la Empresa Nacional de Electricidad (Ende).

“Es un día de bendición. Después de más de 50 años, un sueño de los cochabambinos para dotar agua de Misicuni, un proyecto ambicioso y costoso para su tiempo, se hace realidad”, dijo.

El gerente de Semapa, Gamal Serhan, dijo que la cantidad aumentará gradualmente hasta llegar a los 700 l/s hasta diciembre.

Semapa incrementará su disponibilidad de agua primero en un 20 por ciento y luego en 40, debido a que contará con una oferta de 1.300 l/s. La empresa de agua tenía una oferta histórica de 800 l/s; la demanda es de 1.800.

El presidente de la Empresa Misicuni, Jorge Alvarado, dijo que la Alcaldía y Semapa hicieron un “show político”, debido a que el agua que ha llegado son las de las primeras pruebas que deberían haber servido para limpiar las tuberías.

“Esa agua no se puede usar; ahora recién que vamos a introducir líquido para que pueda ser potabilizada. Ésa es la primera prueba porque las tuberías tienen tierra que se debe lavar, es una agua turbia”, declaró.

Explicó que las pruebas de ENDE, Misicuni y Semapa continúan, por lo que la gente no recibirá agua de forma constante.

“Si bien han recibido agua, eso no quiere decir que no hemos terminado con las pruebas. Como la tubería está enterrada, no vemos qué problemas pueden haber. Si hay problemas de infiltración, esos todavía va a tardar en detectarse. No sabemos cuál va a ser el comportamiento del ducto con un volumen de 500 litros por segundo”, explicó Alvarado.

La Empresa Misicuni inaugurará el funcionamiento de la represa con sus tres componentes: agua para consumo, riego y electricidad el 12 de septiembre. (Los Tiempos)

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top