Asesinato de mujer fue revelado por su mascota

    El juez séptimo de instrucción cautelar, Yvan Cordova, dictó ayer la detención preventiva, en el penal de San Pedro, de Orlando M. (22), imputado por el asesinato de su vecina, Miriam Rosarios Salas de Cortez (65), cuyo cuerpo fue hallado en el domicilio de este sujeto, luego que la mascota de la mujer permaneciera por horas parada en la puerta del presunto asesino.

De acuerdo con testimonio de Zenón Mamani, los vecinos de la urbanización Taipichulo, en la zona Sur, catalogaban a Orlando M. como una persona violenta, que “agredía a las mujeres”.

Con ese antecedente, ante la desaparición de varias horas de la víctima, el esposo comienza a buscarla y vecinos notan que la mascota de Miriam Rosarios Salas de Cortez se sentía inquieta y se negaba a moverse de la puerta donde vivía Orlando M.

Ante la sospecha, trabajadores de una construcción vecina irrumpen en la casa y dentro de una bolsa de yute hallan el cuerpo ensangrentado de la mujer.

MAL CARÁCTER

Mamani aseguró a los medios de comunicación, que los pobladores de ese sector, aledaño a río Abajo, como los choferes de radiotaxis, minibuses y trufis, son testigos de esos extremos, que terminó en la muerte de Miriam Rosarios Salas de Cortez, a quien consideraban una “madre” e identificaron como una persona que ayudó al progreso de la zona.

“Este tipo, entraba y salía de noche, le han visto salir a esas horas, que se ha dado el asesinato, (…) andaba vestido a veces de mujer, a veces de varón, siempre con su paragüita y ya había muchas quejas” de los vecinos, afirmó el vecino.

Según el reporte del coronel Felipe Almaraz, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, el hecho sucedió en esta zona el lunes por la mañana, cuando Orlando M. “procede a agredirle, la mete a su casa y ahí continua agrediéndola y utiliza una piedra, para golpearla en la cabeza, hasta que ella pierde la vida”, declaró el pasado martes.

Según el mismo reporte, luego de esa acción Orlando M. trata de deshacerse del cuerpo metiéndolo en una bolsa de yute, pero ante la abundante sangre, deja el cuerpo y huye a casa de su madre en la zona del cementerio, donde es aprehendido a las 11 de la noche y, según Almaraz, el sujeto confiesa el hecho aunque no da detalle de las razones.

DEFENSA

Por su lado, Juan Manuel Balcázar, abogado de Orlando M., afirmó que su cliente niega ser el autor de este delito y que al momento del crimen este se hallaba ayudando a su padre en un servicio de sauna, y que esto sería acreditado.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top