Aumento salarial agudizará desempleo y el déficit fiscal

El empresariado nacional alertó ayer que un eventual incremento salarial agravará el desempleo existente en el país, y tendrá efectos adversos en el elevado déficit fiscal previsto en 8,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para la presente gestión, en el Presupuesto General del Estado.

A pesar que el Gobierno asegura que la economía va en buen camino, ya que sostiene que crece más que otros países de la región, sin embargo, el sector empresarial señaló que no hay condiciones para un incremento salarial.

Esta situación quedó patente con las declaraciones del presidente de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba (Fepc), Javier Bellot, quien desestimó el ajuste salarial y expuso las graves dificultades que afectan no solamente al sector productivo de esa capital, sino al país en su conjunto.

Uno de los principales cuestionamiento del sector privado a las pretensiones de la Central Obrera Boliviana, (COB), que anticipó que la inflación del año pasado (2.7 por ciento) no sería la base para la determinación del aumento salarial, se refieren a que el ente matriz de los trabajadores no cuenta con un estudio serio y confiable sobre sus demandas.

Como se recordará, el año pasado la COB planteó al Gobierno una canasta básica familiar de Bs 8.000 que no pudo explicar al propio Gobierno. Fue una propuesta sin mayor fundamentos, que las autoridades del Ejecutivo descartaron por tal razón.

ECONOMISTAS

Al respecto, el economista y analista del sector Gabriel Espinoza, en su cuenta de Twitter, señaló ayer que las autoridades así como el Presidente (Evo Morales) sólo leen la realidad con ópticas de hace dos siglos.

“Hay crecimiento, sí, pero eso no es desarrollo”, enfatizó. Varios de sus colegas entre ellos, Ernesto Bernal, han señalado que la economía nacional ingresó a partir de 2015 en una desaceleración, cuya situación niega el Gobierno.

DÉFICIT

Por otra parte, el experto presupuestario, Germán Molina, argumentó este fin de semana que el Sector Público No Financiero (SPNF), en el período 2013-2017, acumuló el déficit fiscal del 22,6% del Producto Interno Bruto (PIB), con lo que superó todo lo ahorrado anteriormente, y como resultado no se tiene al presente el necesario espacio fiscal para políticas públicas con fundamentos y principios económicos. Molina recomendó al Gobierno no aceptar la solicitud de la COB, de un incremento salarial superior del 7%, porque elevaría aún más el déficit fiscal del Tesoro Público.

Molina advirtió también que un incremento salarial, por encima de la inflación registrada la pasada gestión, (2,71%), aumentará el déficit fiscal, cuyo indicador cada año aumenta; para la presente gestión, se fijó en 8,3%. Este déficit ascendió el año pasado a alrededor del 7%, por quinta gestión consecutiva.

DESEMPLEO

Anualmente, la tasa de desempleo sube casi a la par del porcentaje del incremento salarial, lo que deteriora las actividades productivas y evita mantener un alto nivel de empleo de largo plazo; además, la inflación anual tampoco creció en la misma proporción del salario, por lo que no se justifican los altos porcentajes de incremento pretendidos por el organismo laboral, señaló el titular de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba (Fepc).


---------*---------
Scroll to Top