Chacón pide atención a demanda de agua

TRANSPARENTAR LA FACTURACIÓN DE AGUA POTABLE Y MANTENIMIENTO DE MEDIDORES, TAREAS PENDIENTES DE EPSAS.

La Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas) está proyectando sus servicios a los municipios de Palca y de Mecapaca con el fin de impostar la imagen de una entidad metropolitana, en contraste no cumple con intervenciones importantes para abarcar a la totalidad de la demanda que tienen las zonas en crecimiento de la urbe paceña observó la concejal Cecilia Chacón.

“Su gerente interventor Humberto Claure dijo ya se ha convertido en una empresa metropolitana teniendo 2.000 usuarios en Laja, instalando 8 piletas públicas en Apaña y 100 conexiones en Mecapaca”, criticó la edil a tiempo de señalar que queda en evidencia los fines políticos a los que responde la intervención.  

 En este sentido, refirió que la tarifa de agua potable contempla los costos de mantenimiento, reposición e inversión para la expansión del servicio; sin embargo, Epsas hace inversiones en otros municipios cuando no ha terminado de atender al municipio de La Paz; “tenemos numerosas zonas en San Antonio, en la Zona Sur o Mallasa que no tienen agua potable, ellos piden su servicio y no tienen respuesta de la empresa ni del fiscalizador”, remarcó Chacón.

 Otra de las tareas que cumple dicha entidad de servicio es de garantizar el abastecimiento del líquido elemento a quienes ya cuentan con su cobertura en su domicilio; por ello, la concejala Chacón también indicó que pidió información sobre el estado de las represas y cuáles son los cálculos necesarios que se hicieron para cumplir con esa obligación.

 “Necesitamos que Epsas nos remita la información sobre la disponibilidad de agua en las represas, cuántos son los caudales de agua que se recaudaron en la época de lluvia. Sabemos que es un aporte extraordinario mediante el ducto de Palcoma, que nos permite tener la tercera parte del sistema de Pampahasi que requiere”, manifestó.

En criterio de Chacón, el plan de contingencia formulado por Epsas y recepcionado por la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS) es insuficiente, por lo que conocer la cantidad de reservas existentes en las represas es una urgente para conocer las acciones preventivas oportunas.

 “Se nos ha hecho conocer un plan de contingencia que ha presentado Epsas con medidas extraordinarias para que no se tengan problemas con el abastecimiento del servicio, pero consideramos que es insuficiente mientras no conozcamos cuánto de agua existe”, añadió Chacón.

MEDICIÓN Y FACTURACIÓN

Otro aspecto sobre el cual Epsas debe informar a la ciudadanía tiene que ver con la medición de consumo y facturación, debido a que la mala condición de los medidores tiene efectos sobre la economía de las familias paceñas.

Según “registros de la Alcaldía de La Paz, sustentados en información elaborada por Epsas, se constata que hasta el año 2015 fueron renovados solo 202 medidores de los más 329.202 mil existentes en La Paz, lo que evidencia un preocupante rezago que debe ser tratado con urgencia y seriedad”, declaró la concejal Chacón.

“Una de las mayores deficiencias estructurales que enfrenta Epsas es el control de la micromedición”, considerando que la vida útil de los medidores de agua tiene un rango entre 5 y 7 años, pero actualmente en La Paz operan medidores de con más de 30 años de antigüedad, por lo que actualmente se efectúa el registro de consumo con medidores anteriores con más de 30 años de antigüedad.

“Los usuarios no hacemos un control diario, caemos en cuenta hasta que llega una factura muy elevada. Los problemas de calibración pueden ser muy sutiles e incrementar la tarifa de manera progresiva, lo que en mucho tiempo no es fácilmente perceptible para el usuario”, refirió.


---------*---------
Scroll to Top