Cochabamba continúa sin recibir agua de Misicuni

La tubería afectada en el tramo Misicuni obligó a suspender el suministro de agua.

El gerente del Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa), Gamal Serhan, informó ayer que aún no se restituye la dotación de agua desde la represa de Misicuni debido a trabajos en la fuga de la junta de una tubería en el tramo Misicuni.

“Hemos estado trabajando toda la noche, sigue trabajando nuestro personal en el lugar. Esperamos que en las siguientes horas concluyamos todo. Las condiciones no son las más favorables ya que tenemos poco espacio para la operación de nuestro equipo”, explicó Serhan.

Dijo que una vez concluidos los trabajos, enviarán una solicitud escrita a Misicuni para que se normalice el envío de agua desde la represas. Aseguró que pedirán 400 litros por segundo.

Por su parte, el presidente de Misicuni, Jorge Alvarado, aseguró que una vez recibida la solicitud firmada por Serhan, restituirán el servicio.

Otros dos incidentes también provocaron el corte del suministro. En la aducción del sector de la avenida Circunvalación y Centenario se registró una fuga que ya fue solucionada.

Asimismo, una cañería de agua reventó ayer cerca de las 11.00 e inundó el final de la avenida Oquendo, en inmediaciones de la plaza Quintanilla. Por más de media hora el agua se desperdició y afectó a viviendas y edificaciones cercanas al lugar. Serhan aseguró que este incidente ya fue solucionado en horas de la madrugada.

Pese a todos estos percances, el gerente de Semapa aseguró que el suministro de agua para la ciudad está garantizado; sin embargo, muchos ciudadanos, a través de las redes sociales, denunciaron la falta de agua en sus domicilios.

Mientras la población soporta un racionamiento, el ducto de Semapa para traer agua del Sistema Misicuni presenta fallas, especialmente, en el tramo de la quebrada Mal Paso y Jove Rancho, a más de 12 kilómetros de la ciudad, cerca del embalse de compensación de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE).

Hay al menos tres hipótesis para los colapsos. Primero, la presurización de las tuberías, porque Misicuni interrumpió el envío de 400 litros por segundo (l/s), cuando llegó a 200 por reventones en el Cruce Taquiña.

El gerente de Semapa, Gamal Serhan, declaró que Misicuni “no sabe que cuando disminuye el caudal aumenta la presión y, en vez de ayudarnos, nos perjudicó”. En cambio, como segunda hipótesis, el presidente de Misicuni, Jorge Alvarado, dijo que hicieron cortes por las fugas.

En tercer lugar está la mezcla de materiales en las juntas o uniones de las tuberías. La Autoridad de Fiscalización y Control Social del Agua (AAPS) realiza una evaluación del ducto.

Por ahora, los esfuerzos se concentran en reparar una fuga en una junta de la línea de Misicuni que instaló Semapa para saldar una deuda. Se presume que fue porque una “gomita” se aflojó.


---------*---------
Scroll to Top