Creyente religiosa atiende licorería que daña al prójimo

Zulema es una de las administradoras de una licorería clandestina ubicada en Ciudad Satélite, quien a nombre de Dios, pretendía justificar su actividad ilícita que genera el mayor daño a la sociedad.

“Usted es tan humano como yo, no sean arbitrarios, si saben que no están otorgando licencia de funcionamiento para la licorería, es por eso que fui al Servicio Departamental de Salud (Sedes) y ellos me han otorgado el permiso sanitario, ustedes no se pueden llevar los productos, es mi único trabajo que tengo a qué más me voy a dedicar, Dios sabe cómo ustedes están haciendo", argumentó.

Observaciones

La oposición de la propietaria en la licorería ubicada en la avenida de Ciudad Satélite, duró como media hora, discutiendo y rechazando que efectivos policiales intervinieran la licorería.

Este tipo de negocios no solo tiene una puerta de vidrio, sino una reja de metal adecuada para hacer pasar las bebidas alcohólicas que llegan a ser adquiridas por cualquier persona.

Al ser una actividad ilegal, sin permiso del municipio, en observación del Intendente Municipal Israel Marca, el Sedes no debió otorgar ningún certificado sanitario, aspecto que trasgrede la Ley 259 de Expendio de Bebidas Alcohólicas, explicó.

En El Alto del 100% de licorerías el 90% son clandestinas y el 20% de las ilegales están obteniendo certificados del Sedes, lo que vulnera la Ley 259, por lo cual pueden ser procesados funcionarios de esa entidad, por otorgar certificados sanitarios sin que estos negocios presenten su licencia de funcionamiento.

Zulema, la propietaria de la licorería al final, solo aceptó entregar como muestra una botella de cada uno de sus paquetes, al estar con candado las cuatro esquinas.

Dejando en claro sus "malos augurios a los funcionarios que cumplían su labor".

"Dios está viendo, solo tengo este negocio y no voy a permitir que ingresen, todo se paga en la vida, yo dejo a los ojos de Dios", reiteraba insistentemente la propietaria del local quien aferrada a sus argumentos, incluso religiosos ofrecía libremente bebidas alcohólicas de dudosa procedencia.

Los Operativos de Impacto, que se desprende del plan Tukuy Rikuy que es aplicado por la institución policial, demuestran un mejor resultado, por la mayor cantidad de unidades e instituciones participes en los controles de locales de expendio de bebidas alcohólicas, labor desarrollada por el Comando Regional a cargo del coronel Julio Cordero.

"Es de impacto, porque requiere de la participación de más funcionarios policiales, un mayor equipo logístico de las otras unidades como PAC, Gedra, Gasip, con la finalidad de que se permita incursionar en el control de mayor manera y la población visualice la acción policial en ocho a 10 puntos que se realizan en la urbe alteña, diariamente, pero sobre todo de miércoles a lunes", detalló el coronel Cordero.

LOCALES NOCTURNOS

Cada intervención policial dura hora y media en cada lugar, abarcando 20 lugares en algunos casos casi al mismo tiempo en sectores donde existe mayor concentración de locales nocturnos. "Son lugares focalizados donde tenemos más afluencia de gente, por la existencia de bares, discotecas, alojamientos, incluido espacios abiertos, donde la gente puede definir el consumo de bebidas alcohólicas, factor que incide en el incremento de la inseguridad ciudadana", enfatizó.

En la noche del viernes, madrugada del sábado y ayer, locales de expendio en la avenida Franco Valle, discotecas en la avenida Jorge Carrasco o licorerías en Ciudad Satélite, son parte de las actividades ilegales de las identificadas y clausuradas fuera de los 40 locales que llegaron a ser intervenidos, que en su mayoría se concentra en la zona 12 de Octubre, y la parte que desciende desde la avenida Jorge Carrasco.

ACTIVIDAD ACOSTUMBRADA

Para el coronel Cordero, las intervenciones policiales en la actualidad se convierten en un evento normal, para la ciudadanía acostumbrada a la presencia policial, a diferencia de la pasada gestión, donde El Alto era "tierra de nadie", porque una intervención policial, terminaba con enfrentamiento entre efectivos policiales y parroquianos que no estaban acostumbrados al control y a la aplicación de normas.

La actividad nocturna de locales y parroquianos, se inicia desde las 21.30 en adelante y los operativos se aplican desde las 20.30 hasta las 12.00 y desde las 01.30 hasta las 07.00, "donde en primera instancia se inicia los operativos de impacto y se relacionan y concluye el operativo de control del Tukuy Rikuy, el cual se centra en la zona 12 de Octubre", afirmó

FUNCIONAMIENTO

Conforme a la Ley 259 de Control al Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas, en la ciudad de EL Alto los locales nocturnos deben funcionar, solo hasta las 03.00, hora en que se exige el desalojo de los parroquianos y el cierre de dichos locales.

A partir de ese horario, en muchos de los casos, se demanda la intervención policial, junto con otras unidades de resguardo, como la Intendencia Municipal, quienes deben analizar y sancionar el uso y consumo de bebidas adulteradas.

En la actualidad dicha intervención policial es vista como una acción adecuada y acostumbrada ante la ciudadanía y los propios propietarios o administradores de locales nocturnos, "Ellos conocen del contenido de esta norma y saben que a las 03.00 deben cerrar sus puertas, es por eso que nos hacemos presentes a esa hora, con la finalidad de que se cumpla la norma y se reduzca la incidencia de la criminalidad y la gente debe recogerse a su domicilio y dejar de deambular a las 04.00, generando riesgo en su integridad, al ser presa fácil de la delincuencia", indicó la autoridad.

BRINDAN PROTECCIÓN

Para el coronel Cordero la misión de la policía es que a partir de las 03.00 que todos los ciudadanos deben recogerse a sus domicilios, que no exista ninguna personas en estado de ebriedad deambulando, en el caso de los bebedores consuetudinarios, quienes muchas veces, identifican a las plazas y parques como lugares de descanso, estos son trasladados a las oficinas de conciliación, para mantenerse hasta las 07.00 y en el caso encontrar menores de edad, estos son remitidos a la Defensoría de la Niñez.


---------*---------
Scroll to Top