Denuncian exceso de velocidad de vehículos en carretera nueva

Los vecinos piden colocación de reductores de velocidad en la avenida Juan Pablo II, ampliada, que aún no fue entregada oficialmente.

Vecinos de los distritos 7 y 14 protestan por el riesgo que representa la ampliación de la avenida Juan Pablo II, que a pesar de no haber sido entregada de manera oficial no cuenta con reductores de velocidad, por lo que representa un verdadero peligro para los habitantes que viven en estos sectores, debido a la alta velocidad que imprimen los motorizados.

Uno de los vecinos, representante de estos dos sectores, Félix Pacosillo, indicó que desde la construcción de esta vía que se inicia en la Ex Tranca de Río Seco como es la prolongación avenida Juan Pablo II, hasta la Ex Tranca de San Roque, existen algunos lugares que ya tienen asfalto rígido por donde ya circulan vehículos del transporte interprovincial y el urbano, pero que de un tiempo a esta parte representa mucho peligro debido a que no cuenta con reductores de velocidad.

ROMPEMUELLES

La falta de la implementación de estos rompemuelles se debe a que esta vía que no está concluida en varios de los sectores que comprenden los distritos 7 y 14, por donde la vecindad de varias zonas transitan a diario, tanto para tomar la movilidad y trasladarse a diferentes provincias como en mismo centro urbano de la ciudad de El Alto.

Producto de la construcción por partes, varias de estas vías ya cuentan con circulación de motorizados, pero que al no tener los reductores o rompemuelles, imprimen altas velocidades lo que ha provocado varios accidentes con personas fallecidas, según el dirigente, lo que en el momento es la preocupación de los habitantes de estos dos distritos.

“Lamentablemente no sabemos hasta cuando las empresas constructoras tienen el plazo para entregar de forma definitiva esta carretera, porque así como está para nosotros ya representa un verdadero riesgo, porque los carriles que están siendo utilizados por los motorizados ya es un peligro para todos los vecinos especialmente nuestros hijos que van al colegio todos los días y en muchas de las oportunidades tienen que cruzar esta vía de frente a frente”, manifestó Pacosillo.

PEDIDO DE VECINOS

El pedido de los vecinos, mediante sus dirigentes, a los encargados de esta obra tanto la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), como el mismo municipio, es la pronta construcción de los reductores de velocidad porque el peligro de atropello es constante en estas vías que ya están circulando los motorizados a pesar de que no está oficialmente entregadas.

Por otro lado, se esperar que el municipio también implemente las correspondientes señalizaciones y los semáforos en los sectores que corresponden, como los cruces de calles o avenidas, porque son estos lugares que mayor peligro representan.


---------*---------
Scroll to Top