Diez agresores dejan dos personas heridas

    Durante la madrugada del domingo, al promediar la 01.00, un número de diez personas ingresaron a un domicilio en la zona Max Paredes y agredieron a los propietarios de la vivienda, con armas punzocortantes y los dejaron heridos.

Según la fiscal de materia, doctora Guadalupe Dávila Cáceres, el atentado contra la vida de dos personas se registró en la madrugada de ayer y uno fue enviado al Hospital de Clínicas y el otro realizaba las declaraciones correspondientes.

De acuerdo con la información presentada por la autoridad, el hecho se habría producido cerca al puente Topáter, en cuyo lugar las víctimas consumían bebidas alcohólicas en un domicilio.

Los agresores habrían ingresado al lugar con armas punzocortantes en busca de los dueños de la vivienda. La razón de la agresión sería por el ataque de un perro.

ATACANTES

Dávila informó que fueron al menos 10 personas los atacantes, pero solamente 2 fueron detenidos y remitidos a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Según un testigo del hecho, los bomberos dieron auxilio a las víctimas, que fueron apuñalados por un grupo de diez personas.

Informó que dos de los agresores aún permanecían en el lugar y se procedió a su detención, sin embargo, el resto huyó del lugar y la Policía trabaja para dar con ellos.

Mientras tanto, la esposa de la víctima, de mayor gravedad, Silvia Laime, denunció que fueron varios los hospitales que rechazaron la atención de su esposo.

Argumentó que su esposo se encontraba en estado de ebriedad y que debido a ello su atención se dificultaba. Primero fue remitido al hospital de la calle Garita, donde se le hizo una curación superficial, posteriormente, se dirigieron a su domicilio.

La señora Laime se dirigió a realizar la denuncia correspondiente, pero su esposo aún se encontraba con pérdida de sangre, por lo que tuvieron que llevarle a otro hospital, al centro de Salud la Merced, en donde también le negaron la atención.

Finalmente, se dirigieron al Hospital de Clínicas, que por exigencia de los policías, se logró la atención de la víctima y se lo atendió en el suelo por falta de camillas. Se le dio 30 días de impedimento, puesto que la víctima presentó cortaduras en los brazos y una profunda herida a nivel del abdomen.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top