Ejecutivo se victimiza y cocaleros son cautelados

     El viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga, calificó de afanes “desestabilizadores y golpistas”, el rechazo, que en un principio expresó ayer la Asociación Departamental de Productores de Hoja de Coca (Adepcoca), al acuerdo que se llegó entre el Gobierno y este sector, sobre las observaciones que se tenía al nuevo proyecto de la Ley General de la Hoja de Coca, que finalmente fue aprobado en grande y en detalle en la Cámara de Diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Quiroga acusó el jueves al presidente de Adepcoca, Franklin Gutiérrez, de sabotear el diálogo con los productores cocaleros de los Yungas y promover acciones desestabilizadoras en el país.

“El motivo de esta conferencia es para denunciar que el día de hoy el señor Franklin Gutiérrez, ejecutivo de Adepcoca, se ha desenmascarado ante la opinión pública y ha demostrado su verdadera intención desestabilizadora y golpista y posicionamiento político personal, que nada beneficia a su sector cocalero de los Yungas”, dijo.

Sin embargo, mientras Quiroga daba estas declaraciones, el sector de cocaleros de los Yungas debatía y aprobaba la firma del documento.

Además de forma paralela, en estados judiciales, eran cautelados 17 cocaleros sindicados de dañar propiedad del Estado.

Al mismo tiempo, en los tres centros médicos, aún reciben atención varios cocaleros que resultaron heridos por la arremetida de los policías que entre el lunes y el miércoles los gasificaron.

Quiroga, quien fue uno de los protagonistas y de los conflictos de agosto que le costaron a su antecesor, Rodolfo Illanes, y otros cinco mineros la vida, señaló que de haber muertos sería de responsabilidad de Gutiérrez, sindicaciones que el dirigente no logró contestar ya que no atendió ninguna entrevista.

Las fuertes protestas provocaron que en algunos establecimientos escolares se suspendieran las clases, para proteger a los niños y niñas.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top