El Alto tiene 500 policías

    La ciudad de El Alto cuenta con 500 policías para la vigilancia de más de 900 urbanizaciones, por lo que el Gobierno debe generar nuevos proyectos destinados a garantizar la seguridad de la población, aseguró la alcaldesa Soledad Chapetón.

Durante la Séptima Cumbre Nacional de Seguridad Ciudadana, que inició ayer en Potosí, la autoridad afirmó que aproximadamente 1.500 uniformados fueron destinados a El Alto, pero de ese número se debe reducir a los efectivos que cumplen labores administrativas y los que gozan de días libres.

“No tenemos ese acompañamiento que necesitamos, porque la Constitución Política del Estado indica que la responsabilidad de la seguridad de los ciudadanos es de la Policía”, afirmó Chapetón.

En el encuentro de seguridad ciudadana, la Alcaldesa insistió en el pedido de mayor presencia policial en El Alto, que podría ser atendido con los egresados de la Escuela Básica de Policías de Villa Adela, la creación de nuevas estrategias de seguridad y la construcción de centros de rehabilitación para alcohólicos y drogadictos.

“El Gobierno central maneja el 80% de los recursos del país, por eso hay que exigirle que tenga proyectos claros en esta demanda social de toda Bolivia. Estos temas deben ser parte de una agenda, porque ya los hemos debatido en una pre cumbre, pero no ha habido la claridad de autoridades nacionales ni departamentales, por ejemplo, para comprometer centros de rehabilitación para personas que consumen alcohol y drogas”, declaró.

La Alcaldesa afirmó que, pese a esas limitantes, las políticas municipales de su gestión lograron que El Alto reduzca los índices de inseguridad. “A inicios de 2016, el Ministro de Gobierno dijo que éramos la ciudad más insegura, pero a medio año ese mismo año ya estábamos en el cuarto puerto puesto”, sostuvo.

AVANCE

En la Séptima Cumbre de Seguridad Ciudadana, la Alcaldía de El Alto también socializará el Programa Escuelas Seguras y la Ley Municipal 298, que establece la cesión a título gratuito de todo el mobiliario y equipos electrónicos incautados a bares clandestinos a unidades educativas.

“Son iniciativas que se pueden repetir en otros municipios del país porque a nosotros nos han dado muy buenos resultados. Somos la primera Alcaldía que tiene motocicletas con GPS para el patrullaje en unidades educativas y con la Ley se han hecho más de 2.000 operativos de los que el mobiliario incautado ha ido en beneficio de las unidades educativas”, concluyó.

El  Diario.


---------*---------
Scroll to Top