Emergencia por lago Poopó

A finales de 2014 surgió la noticia de la inminente sequía del lago Poopó, señal de la posible desaparición de la cultura milenaria presente en las comunidades aledañas.

Tres años después, la situación no ha cambiado mucho, ya que los comunarios han expresado que hasta el momento no se concretaron proyectos reales que devuelvan a la vida el humedal que en otrora fuera uno de los más importantes del país y el continente, haciendo que la vida de la población de la zona se vaya “secando” de a poco al igual que el Poopó.

Comunarios y comunidades pesqueras del Poopó y del Uru Uru, expresaron encontrarse en estado de emergencia, y con lágrimas dijeron estar a la espera de que los compromisos de las autoridades nacionales y departamentales se hagan realidad, y poder nuevamente recuperar su forma de vida, como lo hacían sus ancestros dedicados a la pesca.

“Lamentablemente el lago Poopó se ha secado totalmente, esto no ha cambiado hasta hoy, nosotros como pueblos Urus hemos pensado en trabajar, en realizar atajados para que por lo menos el agua de lluvia se mantenga, pero con pena decimos que no estamos recibiendo el apoyo necesario, cada persona hemos trabajado en 56 metros y a cambio no se han cumplido los compromisos de la alimentación que deberíamos darnos a cambio de este trabajo”, indicó el mallkuqota de los Urus del lago Poopó, Pablo Flores.

El presidente de las comunidades pesqueras del lago Uru Uru, Claudio Calizaya, dijo que actualmente en la parte más profunda de este humedal solo existen 80 centímetros de agua, lo que da a pensar que también este lago corre el riesgo de secarse al igual que el Poopó, además dijo que inclusive este año ya no pudieron pescar variedades de peces diferentes como en gestiones pasadas, sino solamente peces de menor tamaño, por lo que se unen al pedido de los comunarios del Poopó para que se atienda de manera urgente el clamor de quienes incluso tuvieron que migrar debido a la falta de alimento y trabajo en la zona.

Para concluir, los pesqueros y comunarios hicieron un llamado unánime a las autoridades orureñas para que se pueda trabajar en proyectos reales en el Lago Poopó y Uru Uru, y no solo esperar que sea la lluvia quien nuevamente “llene” el humedal. (La Patria)


---------*---------
Scroll to Top