En 14 viajes, Evo Morales se ausentó más de un mes

De enero a julio de este año, el presidente Evo Morales realizó 14 viajes a distintos países de América, Europa y Asia por distintos motivos: desde invitaciones a foros internacionales, celebraciones religiosas, deportivas y firmas de acuerdos comerciales y, sumados todos los días, el mandatario estuvo ausente del país más de un mes.

Los viajes que realiza el mandatario se enmarcan en el artículo 173 de la Constitución Política del Estado que suscribe lo siguiente: “La Presidenta o el Presidente del Estado podrá ausentarse del territorio bolivianos por misión oficial, sin autorización de la Asamblea Legislativa Plurinacional, hasta un máximo de diez días”.

En ese sentido, el primer viaje de este año que realizó el presidente Evo Morales fue el 5 de marzo. Asistió a Venezuela, para ser partícipe de la XV Cumbre de los países agrupados en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) y así mismo presenciar los actos conmemorativos del extinto, expresidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El segundo viaje fue el 9 de marzo a Santiago de Chile para luego trasladarse a Valparaíso, donde presenció la posesión del presidente electo Sebastián Piñera de la República de Chile, fue un viaje en medio del ambiente previo a lo que significaría los alegatos orales entre Chile y Bolivia en La Haya. Retornó al país el 11 de marzo.

El tercer viaje fue entre el 15 y 18 de marzo, rumbo a Madrid, España donde se reunió en el Palacio de la Zarzuela con el Rey Felipe VI y por otro lado en el Palacio de La Moncloa con el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy; los temas que trataron fue el proyecto del tren bioceánico y el cambio climático.

El cuarto viaje fue a La Haya, Holanda, entre el 19 al 27 de marzo, para presenciar los alegatos orales, en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, sobre la demanda que interpuso Bolivia contra Chile, por el acceso al Pacífico, asistieron junto a él exautoridades, el equipo jurídico nacional y autoridades de los Órganos Ejecutivo y Legislativo, además de representantes de distintas organizaciones de la sociedad civil boliviana.

En su quinto viaje, Morales retornó el 21 de marzo a Bolivia y el 24 de marzo retornó a La Haya para presenciar la última parte de los alegatos orales

El sexto viaje, que realizó el Presidente fue el 16 de abril cuando participó de la Décima Séptima (17) sesión del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de Naciones Unidas, que se realizó en Nueva York, Estados Unidos. Este evento se extendió hasta el 27 de abril en que los representantes de los indígenas bolivianos denunciaron al Gobierno boliviano por respetarlos. Morales permaneció tres días en Estados Unidos.

El séptimo viaje fue el 12 de abril, con dirección a la Octava (VIII) Cumbre de las Américas, que se realizó en la República del Perú, este evento se realizó desde el 13 al 14 de abril. Después de haber puesto en duda su asistencia el presidente Evo Morales participó del mismo.

El octavo viaje que realizó fue el 23 de abril rumbo a la Habana, Cuba para reunirse con el presidente Miguel Díaz-Canel, quien sucedió a Raúl Castro. Ambos mandatarios trataron temas bilaterales, asimismo Morales colocó una ofrenda floral al monumento de José Martí, héroe nacional de Cuba y visitó el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, en La Habana.

El noveno viaje de Morales lo hizo a la República de Costa Rica el 7 de mayo cuando asistió a la posesión del presidente electo Carlos Alvarado, que se realizó el martes 8 de mayo y además para abordar temas económicos, turismo y para coordinar sobre la creación de una comisión de cooperación técnica científica y promover un acuerdo para el establecimiento de mecanismos consulares entre Bolivia y Costa Rica, informó el canciller Huanacuni.

El décimo viaje fue el 12 de junio partió rumbo a Rusia para reunirse el 13 y 14 con el presidente de ese país, Vladimir Putin, lo cual generó una serie de protestas porque coincidió con la inauguración del Mundial de Fútbol en ese país. Fue el tercer Mundial de Fútbol que presenció el mandatario.

Sin embargo, el canciller del Estado Fernando Huanacuni, dijo que fue una agenda programada hace dos años atrás.

El undécimo viaje que realizó el presidente Evo Morales fue el 15 de junio, de Rusia rumbo a La Haya, donde sostuvo reuniones con el equipo jurídico, técnico científico sobre la contramemoria que debe dar Bolivia a la demanda interpuesta por Chile sobre las aguas del Silala, tomando en cuenta que este documento se debía entregar el 3 de julio.

El doceavo viaje fue de La Haya hacia China, el 18 de junio cuando partió para reunirse con su homólogo Xin Jinping, presidente de la República Popular de China, los días 19 y 20 de junio, en el que trataron temas de acuerdos comerciales sobre la quinua, café, torta de soya, castaña (almendras) y carne y el proyecto del tren bioceánico, informó el canciller Huanacuni.

El décimo tercer viaje que hizo el presidente Evo Morales fue el 27 de junio cuando nuevamente partió hacia el Vaticano, Roma; para acompañar a la incardinación del monseñor Toribio Ticona en su consagración como Cardenal de Bolivia hecha por el papa Francisco.

Y el viaje décimo cuarto fue el pasado 16 de julio (lunes) a la Habana, Cuba donde participó del vigésimo cuarto (XXIV) Foro de Sao Paolo, que congregó solo a cuatro países, Venezuela, Nicaragua, Cuba y Bolivia y dirigentes e intelectuales, para tratar temas sobre la “Unidad Latinoamericana y Caribeña”, informó la ministra de Comunicación, Gisela López.


---------*---------
Scroll to Top