Evacúan a familias en Irpavi II y Caliri, la Alcaldía de La Paz responsabiliza a EPSAS

El Gobierno Municipal de La Paz considera el desborde del río Orkojahuira que afectó a las zonas de Irpavi II y Caliri y causó la evacuación de 11 viviendas se debe a que EPSAS abrió las compuertas de la represa Hampaturi para evitar su rebalse, lo cual fue negado por la empresa.

“Queremos hacer un llamado a la empresa EPSAS, porque hemos estado tratando de comunicarnos y no nos contestan el teléfono. Al parecer, tenemos información, que desde el día de ayer se habrían abierto las compuertas de la represa, porque se había anunciado que estaban a punto de rebalsar, esta falta de coordinación de abrir las represas y de no coordinar con nosotros ha generado estas dos dificultades”, señaló el alcalde Luis Revilla.

La Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) rechazó la acusación del GAMLP señalando que no se abrió ninguna compuerta. “Es importante informar la verdad a la población, por lo que aclaramos que en las represas del río Irpavi no se abrió ninguna compuerta”, publicó la empresa en su cuenta de Twitter.

Evacuación

Revilla informó también que en Irpavi II se desalojó un edificio y cuatro viviendas, siendo un total de 9 familias evacuadas debido a que el alud habría sido “tan grave” que estaría cerca de las construcciones.

En Caliri se desalojó seis viviendas construidas sin autorización, y se colabora a sus habitantes para retirar sus bienes. Ambas zonas fueron declaradas en emergencia y se ha dispuesto el desplazamiento de 60 equipos de maquinaria, entre tornamesas y tractores para atender a los dos sectores.

Considera que la crecida de los ríos no es producto de la lluvia porque, según el monitoreo que realizan, no hubo incremento en el afluente en el sector de Aruntaya que es el mismo río. La autoridad indicó que se están estableciendo centros de emergencia y que se prevé que el reencauce de los ríos tome dos días.
Fides La Paz


---------*---------
Scroll to Top