Evo Morales: Seré antiimperialista hasta mi muerte porque EEUU pretendió acabar con Bolivia

    El presidente Evo Morales afirmó el viernes que será antiimperialista hasta la muerte porque Estados Unidos (EEUU) pretendió acabar con Bolivia en 1959 y repartir su territorio entre los Estados vecinos.

    "¿Por qué Evo es antiimperialista? Quiero que sepan hasta mi muerte (seré) antiimperialista, (porque) el año 1959 desde Estados Unidos se ha planteado como acabar con Bolivia", dijo en el acto de egreso de oficiales de la Escuela Antiimperialista en Santa Cruz.

    El Jefe de Estado afirmó que existen documentos que confirman ese objetivo del gobierno norteamericano con el pretexto de que no existían soluciones a la situación política y económica de Bolivia en ese entonces.

    "Decían 'tanta plata hemos gastado por Bolivia, pero no hemos podido resolver, en vano invertimos en Bolivia, entonces mejor que los países vecinos se repartan Bolivia con sus propios problemas'. Aquí están los documentos y está escrito eso", refirió.

    Después de la Segunda Guerra Mundial, según el texto "Destrucción de Naciones", Estados Unidos desplegó agresivamente un segundo tipo de intervencionismo, utilizando la asistencia técnica y económica como caballo de Troya, del cual Bolivia fue un experimento.

    Ese texto, basado en los documentos del Departamento de Estado que fueron filtrados y que forman parte de los archivos de Wiki-Leaks, revelan que Bolivia fue el país elegido como "conejillo de indias" de ese tipo de intervención.

    En su discurso, Morales enfatizó que EEUU no ejerce la diplomacia, sino, impone una política de conspiración contra los países del mundo para adueñarse de los recursos naturales y destruir la democracia y soberanía en los Estados.

    "Tantas conspiraciones y sobre todo con políticas (pretendernos) dominarnos, con mentiras para tratar de confundir a la población, pero el pueblo es tan sabio para defender sus procesos", remarcó.

    El Gobierno boliviano, dirigido por uno de los últimos líderes de izquierda en el bloque sudamericano, expresó en varias oportunidades que desea mantener relaciones diplomáticas con EEUU en el marco del respeto mutuo, sin intromisión ni sometimientos.

    En septiembre de 2008, el Gobierno boliviano expulsó al embajador de Estados Unidos en La Paz, Philip Goldberg, acusándolo de injerencia política en temas internos; Washington hizo lo propio con Gustavo Guzmán.

    Ambos países suscribieron a finales de 2011 un convenio marco que sienta las nuevas bases para su relacionamiento bilateral y durante el gobierno del presidente Barack Obama no hubo mayores avances, por el contrario Morales afirmó sentirse decepcionado por la "doble moral" del mandatario estadounidense en temas de paz, narcotráfico y medio ambiente.
vic/rm/               ABI


---------*---------
Scroll to Top