Falta de compromiso en instituciones agrava problemática de menores

    El presentante del Defensor del Pueblo en El Alto, William Mass Torrelio, aseguró que la falta de compromiso por parte de diferentes instituciones públicas agrava las diferentes problemáticas relacionadas con menores en condición de calle.

La autoridad lamentó que dicha problemática social, debiera ser atendida desde el Ministerio de Justicia, el Municipio o la Gobernación, cubriendo el propio descuido de los progenitores, a lo que se suma las malas decisiones de los menores por influencia de “malas amistades”.

Existen instituciones que logran atender a los menores sin hogar, como la Red Calle, que brinda apoyo a los adolescentes hasta los 18 años para que puedan mejorar sus condiciones de vida y convertirse en agentes de cambio a través de la implementación de una estrategia integral que contempla componentes de desarrollo personal, capacitación técnica, desarrollo cognitivo, empoderamiento económico hasta la inserción en el mercado laboral.

Ser niño, niña o adolescente en situación de calle representa autonomía, libertad, madurez, dignidad, pero, al mismo tiempo, representa olvido, discriminación y aislamiento, siendo, entre sus pares, personas que han convertido la calle en su espacio de hábitat, pernocte y de sobrevivencia.

“A pesar de esta realidad adversa estamos convencidos de que se puede trabajar para lograr cambios que mejoren la realidad de estos niños o adolescentes”, expresó la autoridad defensorial.

En Bolivia, como en mucho países de América Latina, la crisis económica y otros factores determinan de manera directa el incremento de niñas, niños y adolescentes que viven y trabajan en las calles de nuestras ciudades, los mismos que provienen de grupos familiares y de comunidades que no logran satisfacer sus necesidades básicas fundamentales como la protección, la necesidad de afecto y de educación, entre otras, dando así como resultado historias de maltrato, desintegración y/o abandono.

CASOS

En el caso 2.977/2016, la presentante refirió que es Directora del Hogar María Reyna de La Paz, ubicado en la zona San Felipe de Seke, “el día 31 de agosto de 2016 apareció un bebé en la puerta llorando, no saben qué hacer, tienen miedo que las responsabilicen”. Se pidió a la Defensoría del Pueblo viabilizar acciones para que las autoridades se hagan cargo del bebé.

“En las acciones defensoriales nos comunicamos con Lourdes Quispe Apaza, Trabajadora Social de la DNA 24 Horas quien conversó con la Directora del Hogar María Reyna de La Paz a quien le indicó que levanten al bebé, posteriormente llamó una movilidad del SUMA y fueron a recoger a la niña a quien, aprovechando la presencia del párroco, la bautizaron como María y la llevaron al Hospital Corea donde la examinó el Pediatra e indicó que debe quedarse en observación; por lo que concluye el caso por atención adecuada”, señala el registro.

El caso 3.479/2016, la presentante refirió que el 02 de noviembre de 2016 en Laja, a la altura de la cancha cerca al Centro de Salud, se encontró a una niña extraviada de aproximadamente 12 años. Se pidió a la Defensoría del Pueblo viabilizar acciones ante la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA).

“En las acciones defensoriales nos comunicamos con Shirley San Miguel, responsable de la DNA 24 Horas quien recibió a la niña e informó que el 03 de noviembre de 2016 ingresó el caso bajo la Tipología de Extravío a coordinación de la Defensoría del Pueblo y la DNA del Gobierno Autónomo Municipal de Laja, refirieron que Carmen T., había encontrado a la niña extraviada en la localidad de Laja de más o menos 12 años. No habla, no indica su nombre, razón por la cual la Defensoría del Pueblo coordinó con la DNA 24 Horas. La niña tiene discapacidad múltiple y deficiencia intelectual, recibió la atención necesaria para su desarrollo integral”, informó la Defensoría.

El diario.


---------*---------
Scroll to Top