Fin del proceso en La Haya abrirá nueva etapa con Chile

Independientemente de los gobiernos de turno, el fin del proceso en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de La Haya, donde se analiza la demanda marítima boliviana, abrirá una nueva etapa en la relación de Bolivia y Chile, según análisis del agente boliviano, Eduardo Rodríguez Veltzé.

“El fin del proceso en La Haya abrirá una nueva etapa en la relación de Bolivia y Chile, independientemente de sus gobiernos. Hago votos porque lleguen mejores tiempos y podamos demostrar en nuestros países y en el resto del mundo que una modalidad de resolución ‘pacífica’ de diferencias, como es el espacio judicial de la Corte Internacional de Justicia, valió la pena”, señaló el agente, en entrevista concedida al diario La Tercera, de Santiago.

La autoridad boliviana se inclinó más por un acercamiento diplomático entre los gobernantes de ambos países, en vez de un enfrentamiento mediático a través de las redes sociales, en especial, el Twitter, donde el propio canciller de Chile, Heraldo Muñoz, y otros gobernantes del país vecino se confrontan eventualmente con sus pares bolivianos. Hasta el propio Rodríguez fue parte de ese escenario de entredichos.

“Será mejor proyectarse al futuro y considerar con altura de miras el amplio espectro de oportunidades que ambos países tenemos para convertir nuestra vecindad en un espacio de nuevas y mejores oportunidades para nuestros pueblos y las nuevas generaciones. No podemos quedarnos anclados en centenarias disputas y menos acrecentadas por improductivos desencuentros en las redes sociales”, afirmó.

En ese marco, sostuvo que actualmente las normas reemplazaron a los cañones y las trincheras que separaron, en la historia, a Bolivia y Chile, por ello, ahora emprender una apertura a la diplomacia (rota desde 1962) está en manos de los políticos.

Como ejemplo citó el acercamiento de ambos gobiernos para solucionar temas fronterizos.

“Destaco el restablecimiento de reuniones técnicas en diversos temas, porque son imprescindibles para atender y mejorar nuestra condición de vecindad, independientemente de la causa en La Haya y de los escenarios que se desplieguen después del fallo el próximo año”, dijo.

Consultado por el medio de comunicación chileno sobre si un fallo de la CIJ en favor de Bolivia, respecto al tema marítimo, pone en riesgo la acción diplomática internacional, Rodríguez señaló que no está en riesgo la práctica diplomática entre los estados.

“No creo que la demanda de Bolivia se convierta en un antecedente que ponga en riesgo la práctica diplomática entre los estados. Los efectos jurídicos de los actos unilaterales o la práctica diplomática de Chile, en el caso, tienen un alcance muy específico”, dijo.

En relación a la demanda del Silala, que continuará en La Haya, una vez que la demanda marítima finalice, Rodríguez planteó que esa controversia se resuelva por la vía diplomática directa. “El tema Silala merece las mismas reflexiones; Bolivia y Chile pueden ser capaces de resolver las diferencias sobre este y otros temas con mayor celeridad, eficacia y economía, es un desafío político y diplomático”.

La entrevista que Rodríguez Veltzé concedió a La Tercera fue después que Chile presentará (el 15 de septiembre), ante la CIJ, su dúplica por la demanda marítima que inició Bolivia.

Con la entrega de la dúplica culmina la fase de alegatos escritos y –después de la etapa de transición de los jueces de La Haya– se dará comienzo a la fase de alegatos orales. De acuerdo a previsiones del canciller Fernando Huanacuni, en el segundo semestre de 2018 se prevé conocer el fallo de la CIJ por el tema de la demanda marítima.


---------*---------
Scroll to Top