García Linera dice que 49% por el 'Sí' en el '21F' fue un voto "duro" pese al mal cálculo político

  El presidente en ejercicio Álvaro García Linera dijo el martes que el 49% de apoyo a una nueva repostulacion de los mandatarios en el referendo del 21 de febrero de 2016 fue un voto "bastante duro", pese al mal cálculo político de ese momento.

    Consideró que ese referendo debería haberse realizado en 2019, después de 4 años de gestión, y -admitió- que faltó "sentido común" a la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), que impulsó esa iniciativa un años después de las elecciones generales.

    En 2014, el gobiernista Movimiento Al Socialismo (MAS) ganó las elecciones generales con 62% de los votos.

    "Eso fue un muy mal cálculo político y una falta de sentido común, pero más bien hemos empatado. El 49% de los votos nos ha dado que sí y más bien ya es un voto demasiado duro", afirmó en entrevista con El Deber radio.

    Para García Linera "por sentido común" en el referendo del 21 de febrero se partía con muy bajas probabilidades de victoria, porque -a su juicio- no se podía pedir a la población otros cinco años sin cumplir aún los cuatro años de la actual gestión.

    "Ha sido una locura política que a los meses de que te han autorizado cinco años pedirle a la gente otros cinco años. Por sentido común la gente no puede darte un cheque en blanco de manera indefinida", argumentó.

    Sin embargo, el Presidente en ejercicio resaltó que a 11 años de Gobierno se continúe contando con un apoyo considerable de la población, tal como prueban encuestas privadas, entre ellas, la última que fue difundida por el periódico "Página Siete".

    Además, García Linera recordó que la población es la que decide si el actual Gobierno se va mediante el voto.

    "Nosotros hemos sido elegidos con el 62% y esa es nuestra base y el 21 de febrero no fue elección presidencial, sino un referendo sobre si se volvía o no a repostular", aclaró.

    Por otra parte, dijo que la oposición en la actualidad no tiene una propuesta de desarrollo y la única alternativa es la que propone el MAS con la Agenda Patriótica 2025, ruta que debe seguir aun si ingresa un nuevo gobierno en 2019.

    "Consideramos que independientemente de quien gane el 2019 el que venga al país va a seguir cumpliendo esta hoja de ruta que es la única que tiene Bolivia para garantizar su desarrollo", afirmó.
vic/ma                    ABI

 


---------*---------
Scroll to Top