García Linera dice que las familias no pueden subvencionar el gas que utilizan las industrias

El vicepresidente Álvaro García Linera, dijo el miércoles que la población de las ciudades bolivianas, las familias, no pueden subvencionar el gas natural que consumen nueve 'megaempresas' que rechazan el alza del gas natural en 2,5 dólares por millar de pies cúbicos, medida dispuesta por el Gobierno nacional.

    "Una familia cruceña o paceña o cochabambina paga 3,7 dólares el millar de metros cúbicos, el sector industrial paga 1,7, no puede ser que una familia subvencione al sector industrial, ahorita una familia está pagando más que el sector industrial", dijo en conferencia de prensa.

    Según manifestó, al sector industrial le toca optimizar sus inversiones y productividad de manera de no ser subvencionado por las familias bolivianas porque esa alza afecta en un 40% a algunas empresas industriales.

    "Aun así este incremento del 2,7 sigue siendo menor al gas que paga cualquier vecino de la ciudad de La Paz o de El Alto o de la ciudad de Santa Cruz, no es correcto, no es correcto que una familia subvencione al sector industrial", insistió.

     El Gobierno ratificó en las recientes horas que la reducción de la subvención de las tarifas de gas natural industrial de 48% afecta sólo a nueve "megaempresas", cuyas utilidades aumentaron en más de 300% en los últimos años, gracias al buen comportamiento económico del país.

    El Vicepresidente dijo que el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, explicará al sector en detalle que la afectación de la disposición será en un porcentaje "pequeño" sobre las ganancias del sector empresarial.

    "Corresponde al sector industrial hacer esfuerzos en tecnología para aumentar su productividad, ojo, que seguimos subvencionando el gas, cuando se compara cuanto paga un industrial en el Perú, en el Brasil o en Argentina paga tres a cuatro veces más que aquí", señaló.

    El segundo mandatario recordó a los empresarios bolivianos que, además se encuentra subvencionada la energía, el agua, el transporte, asistencia que -subrayó- el gobierno mantendrá, pero pidió al empresario que sea "racional" y deje de oponerse a esa medida.

    "Ahorita está distorsionado el sistema de precios y hay que racionalizar y hay que estabilizar y hay que digámoslo así poner en orden el sistema de precios y eso es lo que hemos hecho hemos subido de 1.7 a 2.5, algo razonable", indicó.

    García Linera agregó que los empresarios pueden asumir las medidas legales que ellos vean conveniente; sin embargo, reiteró que el Gobierno estudió que la medida asumida está inserta en el ámbito de la legalidad y en el "sentido común".

    "La propia competencia entre productores no va a llevar a una especulación ni a un incremento de precios", añadió.
esb/ma                    ABI


---------*---------
Scroll to Top