Incremento de advertencias reduce riesgo de contraer enfermedades

    Santiago de Chile, Enviada Especial de EL DIARIO (Celeste Valdez Larenas).- El Convenio Marco concertado para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) exige etiquetas eficaces de advertencia para la salud. Expertos que participaron del Programa de liderazgo en el control de tabaco en América Latina y el Caribe coinciden, por separado, que el incremento de las advertencias sanitarias puede evitar el consumo de tabaco.

La misión del Instituto Mundial para el Control del Tabaco de la Universidad Johns Hopkins, de Estados Unidos es evitar la muerte y las enfermedades provocadas por el consumo del tabaco.

Por ello, se realizó en Santiago de Chile el Taller de liderazgo en control del tabaco para América Latina y el Caribe, donde se plantearon estrategias para abordar la problemática de la epidemia mundial, entre ellas el uso de las advertencias sanitarias, en las etiquetas de las cajetillas.

DISEÑO DE PAQUETES

La industria tabacalera, en todos los países del mundo, depende del diseño de las cajetillas de los cigarrillos para lograr el reconocimiento de la marca y promover las ventas asociadas a la imagen publicitaria.

Los especialistas señalan que para el fumador, especialmente el fumador adolescente, el paquete del cigarrillo que fuma se convierte en una insignia que muestra cómo quiere que lo vean los demás.

En consecuencia, la regulación de los envases de cigarrillos es primordial, porque a través de ella se podría controlar el tabaquismo. Las investigaciones demuestran que las advertencias sanitarias en los paquetes de cigarrillos aumentan el conocimiento sobre los riesgos asociados con el consumo de tabaco y pueden influir, desalentando el inicio del consumo y promoviendo el abandono.

Las advertencias sanitarias en las cajas de los cigarrillos son entonces una manera directa que tienen los gobiernos, de comunicarse con los consumidores, para transmitir mensajes sobre los riesgos para la salud relacionados con el consumo de tabaco.

COSTA RICA

La representante de la Red Nacional Antitabaco de Costa Rica (Renata), Tere Arrieta, sostuvo que este país tiene vigente desde marzo de 2012 la Ley 9028, Ley General del Control de Tabaco y sus Efectos Nocivos en la Salud, que previene y combate el consumo del tabaco.

Consideró que existen estudios que han demostrado que algunas advertencias sanitarias no tienen efecto en la población. Las advertencias sobre todo en los jóvenes son muy importantes, porque al verlas evitan iniciarse en el consumo de tabaco.

“Sin embargo, considero que hay advertencias buenas y malas. Creo que debería hacerse un estudio donde se haga una recomendación y se compartan las advertencias que se tiene en cada país, en Costa Rica también debería realizarse un estudio de efectividad de las advertencias sanitarias”, dijo.

En Costa Rica se ratificó el protocolo de comercio y se propone crear una comisión intersectorial e interinstitucional, en la que trabajen profesionales, psicólogos, médicos, publicistas, entre otros, y también personajes influyentes que puedan elaborar el diseño de las advertencias.

EL SALVADOR

El responsable del Fondo Solidario para la Salud (Fonasalud), de El Salvador, Adonay De Paz, informó que en su país las advertencias sanitarias están establecidas en la Ley Contra Tabaco, que regula la materia y su reglamentación entró en vigencia el año pasado.

“Una comisión técnica de tabaco conformada por representantes del Ministerio de salud, Fonsalud y la dirección editorial del sistema de salud se encargan de elaborar la normativa técnica que otorgará los lineamientos para la tercera generación de advertencias sanitaras del país”, sostuvo.

Explicó que en un escenario donde cada vez se cierran más las puertas a la publicidad, las cajetillas llegan a los consumidores y la advertencia sanitaria debe ser estratégica. “Es el contacto directo que tiene un fumador, si fuma 20 veces se expone 20 veces a ver la advertencia sanitaria, cada vez se lleva el mensaje a la conciencia antitabaco”.

BRASIL

A criterio de la especialista de regulación y vigilancia sanitaria farmacéutica, Stefania Schimaneski, de Brasil, se elaboró una encuesta sobre las advertencias sanitarias, cuyos resultados comprueban que éstas tienen su impacto.

La indagación develó que el 65% de las personas que vieron las advertencias sanitarias querían dejar de fumar, “es más fácil emitir el mensaje con una imagen, porque puede verse, aunque la persona no sepa leer”.

Sostuvo que la advertencia es muy importante si se quiere ayudar a la sociedad de fumadores, porque a través de esta se puede mostrar los daños a la salud que ocasiona el consumo del tabaco.

CONVENIO MARCO

El Convenio Marco de la OMS para el Control de Tabaco (CMCT) es el primer tratado mundial de salud pública en el ámbito de la Organización Mundial de la Salud y establece un marco de políticas dirigidas a reducir el impacto devastador del tabaco sobre la salud y la economía.

El Artículo 11 del CMCT exige que las partes del convenio implementen medidas eficaces para advertir contra el impacto nocivo del consumo de tabaco en todos los envoltorios de los productos, dentro de los tres años de ratificado el CMCT.

La implementación de una política de etiquetado de advertencias ilustrativas no representa un costo financiero para los gobiernos ya que los costos son absorbidos por las empresas tabacaleras.

El Artículo 11 del CMCT cubre tres áreas críticas: advertencias sanitarias, restricciones hacia la información engañosa y presentación de los constituyentes del cigarrillo. Trabajos científicos muestran que la mayoría de los fumadores reciben información sobre los riesgos del consumo de tabaco para la salud, a través de la televisión y de las advertencias sanitarias.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top