Informática forense e investigación criminal, son tareas pendientes

EL DESARROLLO INFORMÁTICO ES UN RETO PARA LA INVESTIGACIÓN CRIMINAL EN EL PAÍS.

La aplicación de la informática forense, el rescate de información de unidades de memora dañadas, con fines investigativos en Bolivia, es aún insipiente la carencia de inversiones en informática y la formación de recursos humanos especializados son aspectos que requieren mayor atención de parte del Estado.

El criterio corresponde al experto Sergio Luna, investigador forense, en cuya experiencia, la falta de protocolos para el manejo de información y tecnología de mediana actualización, son tareas pendientes que requieren ser superadas con prontitud.

“Muchas veces la información rescatada es mal manipulada por personal inexperto, ésta puede ser mal interpretada lo que pone en riesgo la propia investigación”, refiere Luna.

Desde el análisis del experto, el país carece de laboratorios con los que se pueda recurrir a estudios de carácter lógico, electrónico y físico eficientes de las unidades de memoria, aspecto que hace de esta actividad actualmente imprescindible en el ámbito de la seguridad, ciudadana, empresarial e industrial, entre los más importantes.

Uno de los pocos laboratorios con importante tecnología existente en el país, si no el único, es Dr. Byte, una de las pocas que tiene cámaras al vacío para realizar la disección de equipos informáticos sin afectar la información objeto de estudio.

“Acceder a la información que contiene un equipo informático es como una ‘neurocirugía, es un cerebro que necesita intervención de expertos’ para tal efecto incursionamos en el equipo, la información rescatada puede ser de gran valía sobre todo en lo que hoy conocemos y está tipificado como delitos informáticos”, apuntó.

INVERSIÓN PRIORITARIA

Según cálculos iniciales, contar con un laboratorio “razonable” para lograr resultados garantizados en investigación forense demanda al menos $us 30 mil, además de capacitar recursos humanos en países donde los avances tecnológicos permiten avances reales, son inversiones que el Estado debe tomar con responsabilidad y dejar exclusivamente a la iniciativa privada.

Desde la experiencia de Luna, en el país no existe más de 10 expertos forenses informáticos quienes trabajan de manera individual y privada.

“El desarrollo de la informática es tan vertiginoso que estar constantemente actualizados es un requisito primario que no podemos descuidar como Estado”, señala.

Hasta hace poco la capacidad de la memoria informática eran los “mega byts, ingresaron los thera byts, continuaron con los kilo byts, hemos ingresados a los sexa byts y este proceso de desarrollo es imparable, al igual que los otros aspectos informáticos”, señala a modo de ejemplo el responsable de Dr. Byt.

INFORMÁTICA, INVESTIGACIÓN Y DELITO

Desde la perspectiva criminológica, el ejercicio de la informática forense es una actividad en creciente expansión, es un recurso que debe ser permanentemente actualizado, considerando que los delitos informáticos son cada vez más frecuente y sofisticados.

“Como país necesitamos estar en permanente con tacto con otras sociedades que tienen características delictivas distintas, o más sofisticadas si se quiere, las que para nuestro país deben ser insumos que nos permitan diseñar estrategias preventivas”, considera Luna.

Por otra parte, desde la experiencia de Dr. Byt, además de la relación entre países para colaborarse entre sí en la lucha contra el delito, es necesario que Bolivia fortalezca su tecnología con relación a los países más cercanos, entre éstos Perú, Argentina y Brasil, frente a a los cuales estamos en notable desventaja.

“No debemos perder de vista que la información y el conocimiento es poder. Este recurso nos permite acceder a la cotidianidad colectiva que no se percibe a simple vista, pero aporta de manera importante para un mejor desarrollo”, refiere.

En este contexto, uno de los pocos laboratorios instalados en Bolivia que trabaja en combinación con sus similares de Perú y Argentina es del experto Luna, cuyo aporte ha permitido al país desentrañar exitosamente al menos 150 casos delictivos, que por mucho tiempo también han sido preocupación de países vecinos.

A decir de Luna, los laboratorios policiales nacionales, lamentablemente, no cuentan con el equipamiento informático necesarios, tampoco con los recursos humanos expertos. El personal que opera y tiene a su cargo el manejo de información lograda mediante un proceso forense es técnico. Esta es una debilidad que en muchos casos hace que se contamine y se corrompa la información por la inadecuada manipulación”, apuntó.

COSTOS Y SERVICIO

Acceder al servicio de informática forense por aspectos legales es aún costoso en el Bolivia, Bs 10.- por giba byte”, muy por debajo un promedio en la región, mientras que en los países vecinos el costo podría sumar hasta $us 300 en los países vecinos. Aun privativo para muchas personas con problemas legales.


---------*---------
Scroll to Top