Injustificado conflicto social en mina Chojlla

     Un grupo de asalariados que actualmente laboran en la mina, la Chojlla, y que realizaron protestas en La Paz, pretendieron crear conflicto, cuando la empresa International Mining Company (Imcosa), que detenta la propiedad del yacimiento, no tiene ninguna relación contractual con ellos.

ACLARACIÓN

La propietaria de la mina, Mariana Iturralde, explicó a EL DIARIO que la semana pasada, mientras los asalariados marchaban en la calles de la sede de Gobierno, el laboreo era normal en la mina. Aclaró que no existe ningún conflicto con 90 trabajadores que suscribieron el contrato de explotación hace 26 años, el mismo que se cumple de acuerdo con las cláusulas establecidas.

“Es un grupo reducido que está movilizado en La Paz son trabajadores que no tiene relación obrero patronal con la empresa, entre estos se encuentran los estaban involucrados con en el robo de mineral, están buscando intereses personales para que la empresa no continúe con las investigaciones contra estas personas por las denuncias penales”, resaltó.

ANTECEDENTES

En 1991, Imcosa suscribió un contrato de explotación con ese grupo de ex trabajadores, de un total de 1.500, que laboraban en ese entonces, quienes entregan actualmente la totalidad de la producción de wólfram y estaño a los propietarios de la mina. Estos trabajadores cuentan con todos los beneficios estipulados por la ley, sostuvo.

SUBCONTRATOS

Tras el acuerdo firmado en 1991, se estipuló que no procede más contrataciones, debido a que la empresa no podía hacerse cargo del personal, porque no contaba con los recursos, sin embargo, los trabajadores contrataron a terceros (muchos de ellos familiares) para que continúen con la explotación minera.

“Al paso del tiempo, lo que sucede es que los trabajadores que tiene más años, empezaron a subcontratar personal, muchos de estos son sus familiares, mientras que en el convenio del 91 manifestó explícitamente que no se puede realizar más contrataciones”, explicó.

PROCESOS

En el año 2011, uno de los trabajadores que era minero independiente, presentó una denuncia ante un juez laboral, quien determinó que la misma era infundada. El afectado apeló la decisión, pero el tribunal departamental de justicia confirmó la sentencia del juez. Según explicó Iturralde, el demandante continuó con el proceso y presentó un recurso de casación en Sucre, donde el Tribunal Supremo de Justicia emitió un fallo en agosto del 2016, ratificando la sentencia de que no existía una relación obrero patronal.

JUKEO

Por otra parte, Iturralde manifestó que, alrededor de 25 trabajadores asalariados de la mina fueron retirados de sus fuentes laborales, porque estuvieron implicados en el robo del mineral. Las investigaciones continúan contra otras 18 personas que están siendo procesadas por la vía penal por ese ilícito, dijo. La entrevistada sostuvo que al presente, las operaciones en la empresa son normales.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top