Movilización de La Paz y El Alto exige solución

    La mañana de ayer, una multitudinaria marcha de la Confederación Nacional de Juntas Vecinales de Bolivia (Conaljuve) bajó desde El Alto hasta el centro de la sede de Gobierno, en protesta por la falta de agua potable.

La movilización contó con la participación de las 120 juntas vecinales alteñas y representantes vecinales de la zona Sur de La Paz, informó el presidente de la entidad, Benjamín Cáceres.

Todo el vecindario paceño, El Alto, zona Sur y laderas se unieron al unísono en demanda de la provisión inmediata de agua potable. Asimismo, demandaron un plan de contingencia, diseñado por un equipo multisectorial del Gobierno central, así como soluciones a largo plazo para la crisis del agua.

En la multitudinaria marcha de miles de ciudadanos, que se realizó la mañana de ayer, se cuestionó la carencia de agua y la ineficiencia en la ejecución del cronograma elaborado por la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas). En esta medida que sumó el apoyo de los habitantes de la ciudad y de El Alto advirtieron al Gobierno con tomar radicales medidas de presión.

La falta de eficiencia en la operativización del plan de contingencia, para distribuir agua con carros cisternas o por red, irrita a la comunidad que, además de medidas efectivas, pide la destitución de la ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira.

“Son autoridades que no han podido trabajar un plan para prevenir este racionamiento. Esta protesta enérgica de las Federaciones de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto y de La Paz, busca respuestas efectivas, mientras que las autoridades se esconden porque no pueden responder por su propia ineficiencia. Destituir a funcionarios públicos no es la solución”, señaló Benigno Siñani, presidente de la Fejuve El Alto.

Por su parte, Raúl Canaza, vicepresidente de la junta vecinal de El Alto, afirmó que los proyectos hídricos de largo plazo deben ser priorizados, pero sin dejar de atender la necesidad inmediata, “de ninguna manera atentar contra la vida y los derechos humanos. El agua es vida (…) no vamos a permitir que la falta de lluvia sea pretexto de las autoridades del Gobierno”, apuntó.

INTERÉS DE TODOS

Por su parte, el vicepresidente de la Federación de Juntas Vecinales de La Paz, Miguel Ángel Moncada, señaló que la marcha desde El Alto evidencia que la ciudadanía paceña está unida en torno a un solo objetivo, como es la defensa de la vida y de los derechos humanos por encima de las preferencias políticas.

En este contexto señaló que la marcha de protesta protagonizada por vecinos de zona sur, la noche del martes, no responde a interés particulares o sectarios, sino a una necesidad urgente, por lo que de no contar con respuestas ciertas a la necesidad de disponer de agua no desecha acciones radicales, inclusive, una huelga seca.

“Estamos unidos Fejuve La Paz con Fejuve El Alto, ambas estamos convocando al macrodistrito de la zona Sur para una siguiente marcha de toda La Paz, con sus 23 distritos y los siete macrodistritos. Estamos analizando la situación y dando el margen de 48 horas para tener señales gubernamentales claras”, señaló.

En este sentido, adelantó que de continuar la emergencia sin resultados concretos volverán a las calles con medidas masivas contundentes. Afirmó que la metropolización del sistema de provisión de agua potable para La Paz y su área de influencia es una opción en la que debe trabajarse de manera seria y urgente.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top