Muerte de caballo evidencia maltrato a los animales

Los animales caminan en busca de alimentos y comida, muchos de los equinos terminan comiendo el poco pasto que hay en el lugar.

En una visita a Mallasa, realizada por EL DIARIO, se pudo evidenciar el maltrato y descuido en el que viven los caballos que prestan servicios de paseo a los visitantes. Los potros trabajan por al menos ocho horas y reciben alimentación una sola vez al día.

En nuestra visita se pudieron avistar seis caballos, los cuales estaban a la espera de que alguien quiera realizar un paseo, en ese tiempo los animales no recibieron alimentación ni agua, uno de ellos caminaba sólo en busca de alimentos y comía el poco pasto que hay en el lugar.

En tanto, los otros cinco caballos se encontraban bajo una cubierta de calaminas y rodeados de basura. Las calaminas se encontraban viejas y con algunos agujeros que en un momento de lluvia dejaría desprotegidos a los animales.

Respecto a la alimentación, los cuidadores de los animales dijeron que los alimentan abundantemente por las mañanas, para que puedan rendir en el día, asimismo manifestaron que en el lugar no hay agua para que puedan darles a los caballos.

Señalaron que los fines de semana deben transportar cuatro bidones de agua por caballo y amarros de avena para poder alimentarlos, lo que no se pudo evidenciar en la visita que realizó este medio.

Alado de los caballos están instaladas las comideras, que los fines de semana ofrecen diferentes alimentos a los visitantes, sin embargo por el excremento de los caballos, el lugar no es higiénicamente adecuado para brindar este servicio.

Los delicados animales permanecen durante horas parados y amarrados a los troncos que sujetan las calaminas. En la visita se pudo observar que niños de ocho años son los responsables de realizar el servicio de paseo con los caballos.

De acuerdo con los cuidadores de caballos que prefirieron mantener en reserva su nombre, en el lugar existen 14 socios cada uno con dos caballos, es decir, en el lugar se tienen alrededor de 28 animales que trabajan durante el fin de semana desde las 10.00 hasta las 18.00.

RECHAZAN DENUNCIAS

Aseguraron que el caballo que fue encontrado muerto en vía pública no pertenece a los socios que prestan servicios en Mallasa y desconocen a la propietaria, las causas de la muerte del animal, sin embargo, aseguraron que siempre se la ve por el lugar con caballos y no tiene los cuidados necesarios, afirmaron que aún tiene un caballo en su poder.

Rechazaron las denuncias de maltrato a caballos. “No es cierto que los maltratamos ¿cómo no vamos a poder cuidar a dos caballitos? (…) ellos sólo trabajan los fines de semana y en ocasiones especiales, y entre socios nos turnamos los días para trabajar y hacer descansar a los animales”, manifestó.

Asimismo se pudo evidenciar que cerca del lugar no hay veterinarias para la atención urgente de los animales, tampoco hay basureros, para que los visitantes depositen sus desechos, lo cual se constituye en un aspecto negativo para los visitantes y animales.

Los cuidadores solicitaron apoyo de la Municipalidad para la construcción de mejores lugares para la estancia de los caballos; afirmaron que no les permiten ampliar los techados para los caballos y en tema de agua potable aseguraron que fue restringido.

VECINOS

Los vecinos del lugar, que por miedo a represalias mantuvieron en reserva su identidad, lamentaron el mal estado en el que se encuentran los caballos, aseguraron que por las noches dejan a los animalitos a orillas del río y sólo los viernes los llevan a sus domicilios para hacerlos trabajar durante el fin de semana.

Los trasladan en las angostas veredas que tiene el lugar y muchas veces los caballos resbalan y caen al cruzar las calles, “los maltratan a los pobres animales a mí me dan pena”, señaló. Otra vecina dijo que mientras permanecen en el lugar no tienen alimentos.

Los vecinos no descartaron la idea de que el caballo muerto haya sido atropellado por la irresponsabilidad de sus dueños.

DEFENSORES DE ANIMALES

La activista por los derechos de los animales y responsable de Animales SOS, Susana Carpio, señaló que no es la primera vez que se denuncia el maltrato de caballos en la ciudad de La Paz, aseguró que en un período de 10 años (1999-2010) se sacrificaron en la calle a cuatro caballos de Mallasa a causa de atropellos.

Aseguró que la gestión pasada se recibió 40 denuncias de crueldad a caballos muy jóvenes, en estado de desnutrición, con llagas y escaras en los huesos de la columna, y de las costillas, por el uso excesivo de las monturas o asientos que llevan en la espalda. “En está gestión se recibieron dos denuncias.”

Señaló que la Constitución Política del Estado (CPE) en su artículo 302 inciso 5, establece que la competencia exclusiva de la protección animal es responsabilidad del Gobierno Autónomo Municipal, puesto que el paseo a caballo es una actividad económica y debe ser autorizada por la Alcaldía.

De acuerdo con la Ordenanza Municipal 511/2005, artículo 7 (Del trato): “Los animales en general deben ser tratados con bondad, compasión y comprensión en su condición de seres vivientes (…) evitando la dureza y la crueldad con ellos, quedan prohibidos los actos, deportes y prácticas que provoquen sufrimiento a la salud animal. El Gobierno Municipal apoyará la defensa de los animales y si es necesario se constituirá en parte civil, ante denuncias de crueldad o maltrato comprobados”.

Establece que ante denuncias comprobadas la Alcaldía debe constituirse en parte civil y realizar la denuncia a la Policía Forestal por “biocidio” y procesar a los dueños del caballo muerto.

Carpio sugirió al Municipio realizar una batida por las noches y decomisar los caballos que se encuentran “ambulando buscando comida en los basurales”, además de establecer reglamentos de protección de los animales para las personas que quieran trabajar con equinos.

NO EXISTEN CONDICIONES ADECUADAS

El propietario del “Rancho IR” e ingeniero agrónomo, Iván Dueñas, manifestó que los propietarios de caballos de Mallasa no cuentan con las condiciones apropiadas de infraestructura e indicó que un caballo al no estar en su clima ideal debería dormir bajo techo, en un cuarto cerrado y un suelo suave, debido a que el caballo sufre por frío y tiene los huesos delicados.

Afirmó que la alimentación del caballo debería ser balanceada entre granos, maíz, avena, alfalfa, cebada, pasto, etc. La cantidad mínima de alimentos que debe consumir es de 3 a 4% de su peso (350 kilos) en materia seca y sin contar con la abundante agua que debería consumir (30 litros por día es lo ideal).

“Por lo general el caballo debería tener agua a su disposición y su comida debería ser proporcionada tres veces al día, naturalmente los caballos comen todo el tiempo”, explicó el experto en cuidados de caballos.

Señaló que un pelo corto y brillante es señal de que un caballo está bien nutrido, mientras que un caballo con pelaje opaco es señal de que no está bien alimentado.

“Por la condición que tienen los caballos de Mallasa no todos tienen una correcta alimentación (…) a simple vista la condición corporal de los caballos de Mallasa no es la ideal”, manifestó.

Un caballo debería tener la montura no más de seis horas, este debe ser acondicionado a la silueta del caballo, debido a que está expuesto a toda su columna vertebral, se debería poner mayor acolchonamiento entre el caballo y la montura para evitar lastimarlo.

Pidió mayor control respecto a los cuidados de los caballos de Mallasa y en caso de evidenciar de que los caballos estén en malas condiciones se debería prohibir la permanencia del animal en el lugar. “Si el caballo presentase parásitos pueden transmitir a las personas, si el caballo no está en buenas condiciones de salud podría afectar a las personas”, indicó.

Sugirió que se debería prohibir el trabajo de potrillos (caballos de un año o menores), ellos no deberían utilizarse para una actividad económica, porque no desarrollaron su sistema óseo y a la larga podría presentar problemas.

DATOS

- Un paseo de 30 minutos en un caballo grande cuesta Bs 40, mientras que una “ida y vuelta” en poni Bs 10.

- La Ordenanza Municipal 511 establece que el Gobierno Municipal apoyará la defensa de los animales y si es necesario se constituirá en parte civil, ante denuncias de crueldad o maltratos comprobados.

- Los delicados animales permanecen durante horas parados y amarrados a unos troncos sin agua ni alimentos.

- En 10 años (1999-2010) se sacrificaron en la calle a cuatro caballos de Mallasa a causa de atropello de vehículo.


---------*---------
Scroll to Top