Piden intensificar búsqueda de madre e hijo desparecidos

Ante el temor de que en 15 días el caso quede entre los expedientes policiales archivados, la familia de Vivian Taborga y Enrique Guzmán demanda intensificar los operativos de búsqueda para dar con su paradero.

Taborga, de 48 años, y su hijo Enrique, de 17, contactaron desde Aiquile por última vez a su familia el 18 de diciembre de 2016 y anunciaron que retornaban al día siguiente a Cochabamba, ciudad donde residen. “Nunca más supimos de ellos”, dijo a ANF, Javier Guzmán, padre del joven desaparecido.

Tres días después del último contacto telefónico la familia inició la búsqueda. “Realizamos rastrillajes en Aiquile, verificamos que no figuran en los registros del servicio de transporte ni en los hospitales, fuimos por varias comunidades aledañas y no encontramos ningún rastro de ellos”, aseguró Guzmán.

Vivian Taborga es comerciante minorista, y desde hace varios años viajaba regularmente a Aiquile y otras comunidades cercanas, pero según sus familiares “nunca estaba fuera más de cinco días”.

Algunos testigos reportaron que la vieron junto a su hijo en Aiquile el 21 de diciembre y aseguraron que tenía intención de seguir su viaje hacia Sucre, otra persona aseguró que la encontró en Camargo el primer día de enero. “La Policía detectó que su celular fue activado con un nuevo número en Potosí, cuando llamamos contestó otra persona y desde entonces se desactivó el aparato”, relató Guzmán.

Se han seguido todas las pistas, pero ninguna ha conducido al paradero de Vivian y su hijo Enrique. “Es impensable que haya decidido irse de casa dejando a mis otras dos hijas, de 19 y 21 años”, aseguró su exesposo.

Dijo que desde que se denunció la desaparición la familia ha acompañado las pesquisas policiales del único investigador asignado al caso, “y hemos constatado que todos sus esfuerzos se ven frustrados porque no cuenta con recursos logísticos y financieros para seguir todas las pistas”.

En 15 días, el investigador debe presentar un informe y, de no esclarecerse el caso quedará archivado entre los expedientes policiales no resueltos, “por eso hemos decidido movilizarnos, para demandar que se intensifique la búsqueda, queremos saber si están vivos o muertos, no podemos soportar la incertidumbre”, señaló.


---------*---------
Scroll to Top