Policía detuvo al mayor distribuidor de cocaína

   Efectivos policiales detuvieron al mayor distribuidor de cocaína en el santuario de Copacabana, luego de un operativo de 10 días realizado por agentes encubiertos.

INFORME

El arrestado fue identificado como Juan Carlos Puma Quispe, de 44 años, de nacionalidad peruana. Fue encontrado en posesión de 101 cápsulas de clorhidrato de cocaína de alta pureza, destinadas al comercio entre extranjeros y jóvenes bolivianos que llegaban a la región, explicó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) del departamento de La Paz, coronel Weimar Ledezma.

La tarea de este comercializador de droga, de acuerdo con los reportes de los agentes encubiertos, era repartir la mercadería entre algunos jóvenes que realizan el trabajo de garzones y anunciadores turísticos de diferentes negocios; éstos, a su vez, eran los encargados de promocionar el producto y generar el contacto con los consumidores finales.

Estas personas, conocidas en el lenguaje del hampa como “dealers”, realizaban los contactos correspondientes con los extranjeros ofreciendo el consumo de 10 gramos de cocaína. Posteriormente, concretaban el contacto con Puma (conocido como “El Men” o “El Tío), quien les entregaba directamente la cantidad solicitada.

De acuerdo con los datos recabados por la Policía, cada 10 gramos comercializados por Puma tenían un costo de 100 dólares americanos. El producto era entregado en una cápsula similar a la usada por los traficantes conocidos como “tragones”.

“La sustancia procesada que esta persona comercializaba en la región era internada desde el Perú. Cuando él llegaba a Copacabana los distribuidores menores, que se hospedan en deferentes alojamientos del lugar, esperaban la llegada del ‘Tío’, para que logre obtener la cantidad de cápsulas solicitadas, las que eran ofrecidas sobre todo a los extranjeros”, detalló el coronel Ledezma.

El acusado fue arrestado en el hostal “Lago Sagrado”. Una vez que fue pesada la cantidad de droga que portaba, se estableció la existencia de más de un kilogramo de cocaína, dividido en 101 cápsulas.

DENUNCIAS

Por otra parte, las autoridades policiales informaron que entre enero y el mes que termina se recabaron varias denuncias, referentes a la venta y oferta de droga de forma frecuente, aspecto que pone en riesgo la salud de los jóvenes de la mencionada población.

Las constantes denuncias que se dieron a conocer por los mismos pobladores de la región, permitió a que la Felcn organizara un estudio de 10 días en esa localidad para proceder a la detención del implicado.

A la llegada de la unidad especializada, se tenía conocimiento de que el mayor distribuidor de cocaína en Copacabana arribaba la noche del 29 de marzo al lugar, por lo que se hizo efectiva su detención a las 23:15, al interior del hostal.

Funcionarios policiales encontraron la droga al interior de un maletín, además de un pasaporte donde se evidencia que el implicado habría realizado viajes a Europa. Por esto, se sospecha que la distribución no sólo se realizaba en Bolivia, sino en otros países.

Los controles correspondientes de la Felcn continuarán en esta población, con la finalidad de poder reducir la presencia de distribuidores de droga de procedencia peruana.

El coronel Ledezma considera la detención de Puma como uno de los casos más sobresalientes del primer trimestre del año, aspecto que permite mantener el control en poblaciones de mayor afluencia turística.

El diario.


---------*---------
Scroll to Top