Prensa boliviana en emergencia

Los trabajadores de la prensa de todo el país se declararon en estado de emergencia ante la intención del gobierno de Evo Morales de penalizar el ejercicio periodístico. La dirigencia del sector afirmó que no permitirá la vulneración a sus derechos constitucionales.

“No vamos a permitir la arremetida del Órgano Legislativo de nuestro país que pretende controlar la labor periodística de los trabajadores de la prensa. Desde el Comité Ejecutivo Nacional queremos ser claros y contundentes. En ningún momento vamos a permitir que se vulnere el derecho a informar tal como establece la Constitución política del Estado”, afirmó ayer el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (Cstpb), Héctor Aguilar.

El representante recordó que los periodistas tienen “un régimen especial denominado Ley de Imprenta”, misma que debe ser respetada por los legisladores.

La reacción de los trabajadores de la prensa –radio, televisión, periódicos y medios digitales– surge después de que los presidentes de las cámaras de Senadores y Diputados, además del Colegio Médico de Bolivia, acordaron involucrar en las sanciones por la mala práctica profesional a todos los sectores.

“Se abarca a todos, no solo al ámbito de los médicos”, declaró ayer el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, al ser consultado si también están incluidos los comunicadores y periodistas.

Al respecto, Aguilar lamentó que el Presidente del Senado, que ejerció el periodismo antes de dedicarse a la política, ahora promueve esta iniciativa.

Además, pidió a los legisladores “tomar distancia sobre este tema” y advirtió que si se materializa esta “intención de la clase política” su sector asumirá “medidas de presión contundentes” en todo el territorio boliviano.

“Insto a los legisladores, a los asambleístas nacionales recapacitar porque no vamos a permitir que se judicialice nuestro trabajo (…). No vamos a permitir que se vulnere, que se esté tratando de pisotear nuestra Ley de Imprenta”, reiteró Aguilar.

Frente a esto, la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) y la Asociación de la Prensa de La Paz se declararon en alerta por la modificación de este artículo, ya que al aplicarse a los periodistas y comunicadores vulneraría los principios que están establecidos en la Constitución Política del Estado y en la Ley de Imprenta que protege el ejercicio de los periodistas.

“La información y las opiniones emitidas a través de los medios de comunicación social deben respetar los principios de veracidad y responsabilidad. Estos principios se ejercerán mediante la normas de ética y de autorregulación de las organizaciones de periodistas y de los medios de comunicación y su ley”, dice un comunicado conjunto.


---------*---------
Scroll to Top