Productores optan por negociar con empresas extranjeras

    Germán Tarqui es uno de los productores textileros que dejó de confiar en la política del Gobierno para la apertura de espacios de venta de mercadería nacional. Ante esto, asegura que la única solución está en emprender individualmente sus propias negociaciones con empresas extranjeras.

Si bien él no es uno de los productores que logró vender sus productos al mercado norteamericano con el “Atpdea”, recuerda que tuvo la experiencia de poder ver el crecimiento de nuevos emprendimientos que surjan con la ilusión de exportar a mercados externos.

Hoy, con más años en la producción de textiles en el rubro de chompas, Tarqui prefiere no soñar y ser más realista al definir que en 10 años su sector fue postergado.

El productor textilero asegura que, desde hace 10 años, Bolivia no pudo suplantar el mercado norteamericano y los beneficios del “Atpeda” (Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de la Droga, por sus siglas en inglés), mientras que cada una de las propuestas del Gobierno con respecto a la apertura de nuevos mercados “fracasaron”.

CRISIS

Tarqui reconoce que, en la actualidad, las Micro y pequeñas empresas (Mypes) están en un proceso de crisis ante el cierre de más del 80% de los talleres.

Asimismo, recordó que, hasta el 2009, trabajaban cerca de 100 máquinas con cada uno de los denominados “satélites”, donde si bien se terciarizaba la producción tenían la finalidad de poder responder a los contratos suscritos con el mercado externo.

En la actualidad, las importaciones han llegado a fracturar el mercado local, ya que ahora se identifica la internación de pesebres, juego de luces y otros productos, que antes eran trabajados por los artesanos, quienes hoy solo se dedican a comercializar productos chinos.

Si bien Tarqui reconoce que el acuerdo con la política norteamericana del “Atpdea” estaba condicionado a la lucha contra el narcotráfico, ellos observan la falta de una estrategia de Estado que permita al país recuperar el escenario productivo en el rubro de los textiles.

De acuerdo con los cuadros del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, se observa que las exportaciones en general en el rubro de productos no tradicionales registraron sus mejores cifras de exportación desde el 2011, con cerca de 2.261 millones de dólares; 2012, con 3.336 millones de dólares; 2013, con 2.907 millones, 2014, con 3.635 millones de dólares. A partir de la pasada gestión se observa un descenso repentino con 2.540 millones de dólares, y en la presente gestión, al momento, las exportaciones están en 344 millones de dólares.

ANALISTA

Para el experto económico, Julio Alvarado, el rubro de textiles fue golpeado por dos ámbitos.

En el factor externo, la devaluación de la moneda de Argentina, Brasil y Perú los convierte en territorios proteccionistas de su producción, a diferencia de nuestro país.

En segundo lugar se tiene a la internación de prendería usada y todo tipo de artesanías de procedencia China y Coreana, hasta peruana por vía del contrabando, aspecto que afecta la producción nacional.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top