Quillacollo necesita Bs 50 MM para nuevo matadero

Las obras del nuevo matadero de Quillacollo están paralizadas desde diciembre de 2015 porque la Alcaldía no cuenta con los 50 millones de bolivianos para finalizar el proyecto denunció la Asociación de Matarifes 12 de Septiembre.

El proyecto se gestó en 2006, pero la construcción empezó en 2013 con un presupuesto de 9 millones de bolivianos, sin embargo, se ejecutó con 8, ya que casos de corrupción desviaron un millón de bolivianos explicó el presidente del Consejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga.

El actual matadero se encuentra ubicado en cercanías de los mercados de abasto del municipio y atiende a una población de 170 mil habitantes. Los matarifes indicaron que la capacidad actual de faenado es “insuficiente”, ya que se en la actualidad se sacrifican 80 cabezas de ganado por día, mientras que el nuevo podría faenear 300 animales.

Asimismo, los dirigentes del sector indicaron que el matadero dejará de funcionar en diciembre de 2018 por las observaciones sanitarias del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Sensag).

En este sentido, denunciaron que el Gobierno Municipal “descuidó” el proyecto, ya que no se gestionaron recursos necesarios para inaugurar el nuevo matadero .

“Por descuido de las autoridades, el matadero tiene varias observaciones”, afirmó el matarife Víctor Siles.

Por su parte, el responsable del Matadero Municipal, José Luis Corrales, informó que la Alcaldía realiza obras de mejoramiento a la infraestructura en cada gestión. Asimismo, afirmó que la dependencia municipal cumple con todas las normativas demandadas por Senasag.

Sin embargo, el vicepresidente de la Asociación de Matarifes 12 de Septiembre, Manuel Irigoyen, aseguró que las mejoras “tapan huecos” para evitar clausuras. Precisó que la Gobernación de Cochabamba emitió un manifiesto para cerrar el matadero en diciembre de 2018 por incumplir con las exigencias sanitarias del Senasag.

“No contamos con un nuevo matadero porque tenemos entendido de que no hay presupuesto para el nuevo matadero, es por eso que la obra del nuevo matadero se ha paralizado por falta de presupuesto y esto nos preocupa porque el Alcalde no está preocupándose por este tema”, consideró Manuel Irigoyen.

Mientras tanto, el Alcalde de Quillacollo reconoció que el municipio no cuenta con los recursos necesarios para finalizar las obras. Detalló que la planta de tratamiento de residuos, obra fina y equipamiento tienen un costo de 50 millones de bolivianos.

“Si el presidente Evo Morales no nos ayuda de manera inmediata a buscar recursos para poner en funcionamiento el 2018 el matadero y si tenemos cerrado el matadero actual, yo no sé dónde vamos a faenar”, indicó Mérida.

A su turno, Osinaga indicó que las obras pueden culminarse con un préstamo del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). La segunda alternativa adjudicar el matadero al sector privado por un tiempo determinado para que inviertan recursos en las obras necesarias, y tras recuperarlos, devolverlos al municipio en perfectas condiciones.

TESTIMONIOS

“Seguimos engañados con todas las autoridades. Pasó mucho tiempo, parece que esperan que hagamos una marcha, para conseguir el nuevo matadero”. Ramiro Álvarez. Matarife

“Pregunto a las autoridades cuándo va a ser el momento que ellos prioricen esta obra. Tenemos una infraestructura, ya está hecha y falta el complemento”. Víctor Siles. Matarife. (Los Tiempos)


---------*---------
Scroll to Top