UE bloquea licencia a glifosato

Una decisión pendiente sobre el herbicida de Monsanto, es una oportunidad crucial para proteger a los niños del cóctel tóxico de pesticidas que contaminan sus alimentos, agua y áreas de juego, según artículo de Graciela Vizcay Gomez, que tradujo una nota The Guardian.

“Algunos países europeos están bloqueando el intento de dar a glifosato una nueva licencia de 10 años”, dice Baskut Tuncak, el relator especial de la ONU sobre derechos humanos y sustancias y desechos peligrosos

Los niños crecen expuestos a un cóctel tóxico de herbicidas, insecticidas y fungicidas. Está en su comida y en el agua, e incluso se rocía sobre sus parques y patios de recreo. Muchos gobiernos insisten en que los estándares de protección contra estos pesticidas son lo suficientemente fuertes. Pero como científico y abogado que se especializa en productos químicos y su posible impacto en los derechos fundamentales de las personas, me permito diferir, decía el especialista de la ONU.

El mes pasado se reveló que al recomendar que el glifosato, el plaguicida más utilizado en el mundo, era seguro, el organismo de control de la seguridad alimentaria de la UE copió y pegó páginas de un informe directamente de Monsanto, el fabricante del pesticida. Revelaciones como estas son simplemente impactantes.

Hace unas semanas, algunos países europeos bloquearon el intento de otorgar al glifosato una nueva licencia de 10 años. Esta decisión es sobre mucho más que un pesticida. Es una señal, que muestra que los estados miembros de la UE estén más atentos en el cumplimiento de su deber de proteger contra los abusos corporativos los derechos humanos contra la exposición a productos químicos tóxicos, incluidos los pesticidas.

La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, el tratado internacional de derechos humanos más ratificado del mundo (solo Estados Unidos no es parte), deja en claro que los estados tienen la obligación explícita de proteger a los niños de la exposición a químicos tóxicos, contaminados alimentos y agua contaminada, y para garantizar que cada niño pueda realizar su derecho al más alto nivel posible de salud. Estos y muchos otros derechos del niño son abusados por el actual régimen de pesticidas, señala el artículo la traducción de Graciela Vizcay Gómez.

Los pediatras se han referido a la exposición infantil a los pesticidas como una “pandemia silenciosa” de enfermedades y discapacidades. La exposición en el embarazo y la niñez está relacionada con defectos de nacimiento, diabetes y cáncer.

Debido a que el cuerpo en desarrollo de un niño es más sensible a la exposición que los adultos y absorbe más de todo -en relación con su tamaño, los niños comen, respiran y beben mucho más que los adultos- son particularmente vulnerables a estos productos químicos tóxicos. Fuente: Zero Biocidas. https://www.alainet.org/es/articulo/189429.

 


---------*---------
Scroll to Top