Vendedoras del mercado La Bolita y municipio retoman diálogo

Hace 8 años, las 22 vendedoras de comida pasan incomodidades.

Este miércoles, las representantes de las vendedoras de comida del popular mercado La Bolita y autoridades de la Dirección de Mercados se reunirán para retomar las conversaciones entorno a las demandas del sector.

La directora de Mercados y Comercio en Vía Pública, Paola Valdenassi, informó que la demanda principal de las gremiales es la otorgación del espacio que ocupan en el frontis del Teatro al Aire Libre para la construcción de su mercado, también reclaman acciones que impidan el asentamiento de vendedores ilegales que representan competencia desleal, tarea que realiza la unidad edil de forma constante.

La semana pasada, hubo una primera reunión en la cual se acordó continuar el diálogo este miércoles, informa una nota de prensa de la Dirección de Mercados.

El viernes de la semana pasada, el sector protestó en el lugar. Luego de la reunión con la Dirección de Mercados levantó sus medidas de presión.

El mercado La Bolita funciona junto al frontis en una construcción provisional, luego de que en 2009 la infraestructura construida presentara rajaduras. Durante ese año, la comuna inició acciones penales contra la empresa responsable de la edificación y el Ministerio Público ordenó el precintado del lugar.

En 2017, el Ministerio Público ordenó el desprecintado de la edificación y la Alcaldía retomó posesión de la instalación.

El jueves pasado, las vendedoras de comida del popular mercado La Bolita amenazaron con radicalizar el bloqueo de la avenida del Ejército, exigiendo a las autoridades de la Alcaldía la construcción de un nuevo mercado.

Las “comideras” bloquearon la avenida demandando la construcción de un nuevo mercado, tal como les ofreció el alcalde Luis Revilla, en marzo pasado, según aseguran.

EL DIARIO visitó el lugar evidenciando el abandono no solo del mercado La Bolita, sino también del Teatro al Aire Libre “Jaime Laredo”.

“Las autoridades de la Alcaldía se olvidan de nosotros. En 2008, han destruido los muros, los anaqueles y hasta el baño, con la promesa de darnos un mejor lugar para vender pero hasta ahora no hay nada. El mercado que levantaron en 2008 no ha durado ni un año, se ha rajado y hemos tenido que abandonar el lugar”, dijo Rosario Romero, secretaria general de las vendedoras de comida.


---------*---------
Scroll to Top